Policiales

Analizarán celulares secuestrados en allanamientos

11/02/2020
Los más de 160 efectivos afectados realizaron los allanamientos con el objetivo de detener a los sospechosos del hecho y lograr el secuestro de elementos que sirvan para la investigación
Ampliar (1 fotos)

Los más de 160 efectivos afectados realizaron los allanamientos con el objetivo de detener a los sospechosos del hecho y lograr el secuestro de elementos que sirvan para la investigación.

Tras meses de una ardua investigación por un homicidio ocurrido en noviembre del año pasado, más de 160 efectivos de la Policía de Tucumán irrumpieron en la madrugada de este martes en 11 domicilios de los barrios Juan Pablo II y Juan XXIII, conocidos como El Sifón y La Bombilla respectivamente. Como resultado, lograron secuestrar celulares y otros elementos de interés.

Las medidas, desarrolladas en zonas muy conflictivas con el despliegue de 160 efectivos y 50 móviles policiales, fueron ordenadas por el Juzgado de la IV° Nominación en el marco de la investigación de la muerte de Claudio Acevedo, caso en el que intervino la Fiscalía de Homicidios a cargo de la fiscal Adriana Gianonni.

Los más de 160 efectivos afectados realizaron los allanamientos con el objetivo de detener a los sospechosos del hecho y lograr el secuestro de elementos que sirvan para la investigación. A pesar de no encontrar a los presuntos autores, se secuestraron importantes elementos y celulares que serán puestos a disposición de la justicia para avanzar en la procura de la detención, el esclarecimiento de lo ocurrido y descubrir las causas del crimen.

Bajo la supervisión del jefe de Policía, Manuel Bernachi, trabajó personal de la Dirección de Investigaciones, el Sistema de Emergencia 911, Grupo CERO, GOMT, Patrulla Motorizada Capital, Infantería Capital, Digedrop, Criminalística, Bomberos y GEAM, actuando en coordinación con el Equipo Científico de Investigación Fiscal (ECIF) del Ministerio Público Fiscal.

El caso

El martes 5 de noviembre de 2019, Claudio Gabriel Acevedo, hijo de Walter “Chichilo” Acevedo, falleció tras recibir ocho disparos en El Sifón.

El hecho de sangre ocurrió en San Miguel al 1800. Allí, el hijo de uno de los líderes de la barrabrava de Atlético que actualmente se encuentra preso en el penal de Villa Urquiza, fue acribillado en distintas partes del cuerpo e ingresó sin vida al Hospital Padilla.

De acuerdo a la investigación, un joven de 19 años que fue aprehendido, su hermano y un tercer sospechoso, circulaban en una moto desde la que le dispararon a Acevedo y a su acompañante, quienes iban en otra motocicleta y todo apuntaría a que se trató de un ajuste de cuentas.


Recomienda esta nota:
Escuchá en vivo