Tucumán

Aumentan las cirugías de orquiectomia por disforia de género

04/11/2019
Son personas que desarrollan su vida como mujer pero tienen genitales masculinos lo que les implica serios problemas hormonales, con esta intervención evitamos que inviertan mucho dinero en medicamentos que bloquean la testosterona e inhiben caracteres masculinos como barba, voz” añadió.
Ampliar (1 fotos)

La cirugía es el corolario de ese proceso y busca evitar problemas hormonales

Los testículos pueden ser extraídos por distintas causas como cáncer testicular, de próstata, mama, por algún traumatismo grave o también por la disforia de género. Esto sucede cuando los pacientes desarrollan su vida como mujer pero tienen genitales masculinos lo que conllevan problemas hormonales importantes.

Javier Semrik, médico urólogo del Centro de Salud, contó que están recibiendo cada vez más pacientes que después de varios años de tratamientos ginecológico, endocrinológico y psicológico deciden someterse a una orquiectomia, una cirugía para extraer sus testículos, que son las glándulas que producen esperma y testosterona.

Para lograr la derivación el paciente suele pasar varios años de tratamiento médico con un equipo de especialistas como ginecólogo, endocrinólogo y también con un psicólogo. La cirugía es el corolario de ese proceso y busca evitar problemas hormonales. Este trabajo multidisciplinario es fundamental para acompañar a la persona que llega a una orquiectomia, un procedimiento que no puede revertirse. Lo que sí es reversible y tratable, explicó el urólogo, es la suplementación hormonal que tienen pacientes con déficit de testosterona debido a la pérdida de uno o ambos testículos por otras causas como cáncer.

La extracción de los testículos no complica en absoluto la micción, sólo la función sexual que, en pacientes con disforia genital ya suele estar inhibida por el déficit de testosterona provocado por el bloqueo hormonal, por lo tanto la orquiectomia es una ayuda quirúrgica. “Lo que sí no estamos haciendo aún es la reasignación de género como vaginoplasia o neovagina, son procedimientos muy complejos”, remarcó el doctor Semrik advirtiendo en este sentido que la persona que se someta a la extracción testicular debe saber que esa intervención quirúrgica puede luego dificultar ese tipo de operación de mayor complejidad.

La orquiectomía es atender quirúrgicamente a pacientes con disforia de género, quienes cuentan con un tratamiento integral al que pueden acceder en hospitales como el Centro de Salud y el Avellaneda. “Es importante que la gente sepa que el sector público está solucionando, por ahora al menos, esta parte, y que estamos preparados para darles la contención que necesiten”, puntualizó Semrik.

Fuente:(Secretaria de Comunicación Publica)


Recomienda esta nota:
Escuchá en vivo