Tucumán

Cólicos en lactantes: recomiendan no medicar ante su aparición

31/07/2021
Especialistas del sistema provincial afirman que es normal que se den y afirman que se pasan con masajes una vez que se eliminan los gases

La coordinadora de Pediatría del hospital Regional de Concepción, Alejandra Poma, explica por qué se forman los gases en el intestino del recién nacido y brinda una serie de recomendaciones para ayudarlos a transitar el dolor.

“Lo que se conoce comúnmente como cólicos de lactantes, es el dolor que se produce intestinal en los chicos desde que nacen hasta los seis meses de vida. Cuando el bebé empieza a tener su primera alimentación por vía oral (que preferentemente debe ser el pecho materno exclusivo), el intestino es como un tubo que está estéril en ese momento, sin ninguna bacteria, entonces se va colonizando de bacterias que son necesarias para su defensa”, sostiene la profesional.

Esa colonización es la que lleva a que el recién nacido tenga un poco de dolor, porque al digerir la leche de la mamá se produce el desarrollo de gas y eso inflama el intestino.

La mejor forma de adquirir las bacterias para los intestinos del bebe es a través de la leche materna. Por eso se insiste tanto desde las maternidades, en la importancia de la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de vida. Esto ayuda, entre otras cosas, al desarrollo de esta flora normal que va a defender a la persona a lo largo de toda su vida.

Estos cólicos en cuestión se presentan con un dolor agudo. Por lo general, el bebé está amamantando o durmiendo tranquilamente, y de repente se pone colorado, hace fuerza, se encoge entero y se endurece.

Ante esta situación, aconseja Poma, lo mejor es hacerle masajes de la panza: se aprieta suavemente el abdomen, se lo relaja y vuelve a apretar. “Hacemos un ejercicio llamado bicicleta, con las piernas del niño se va haciendo la flexión alternada de una y otra. Con eso ayudamos a que se relaje el intestino, se movilicen estos gases y colaboramos en la eliminación”, cuenta la especialista.

Generalmente, después de los seis meses los cólicos desaparecen. Pueden volver cuando el pequeño cambia la alimentación a productos sólidos.

“Lo que debe saber la mamá es que estos cólicos pasan una vez que el bebé elimina los gases. Tenemos que tratar de no usar medicación en lo posible, porque su intestino se va acostumbrando y lo va superando solo. Hay bebés que realmente tienen mucho dolor, ahí vemos de darle algún tipo de medicamento; pero si o si deben hacer la consulta con el pediatra de cabecera”, recomienda.

Por último, advierte que la mamá puede comer y tomar prácticamente de todo. Aunque sí es ideal evitar alimentos o bebidas que la madre ya sabe que le hacen mal.

  1.  


Recomienda esta nota:
Escuchá en vivo