Seguinos en las redes:

Sábado 02/03/2024
X
RADIO EN VIVO
Salud

09/02/2024

La fruta que tiene más colágeno y que retrasa el envejecimiento de tu piel

Al ser ricas en vitamina C, repara los tejidos, protege a las células de los radicales libres y favorece la salud de la piel

El colágeno es el componente estrella de los productos de cosmética destinados a retrasar el envejecimiento de la piel, pues es una sustancia que mantiene unidos los tejidos conectivos, como la piel, los músculos, los tendones... Además de en estos productos de estética, podemos encontrar el colágeno en ciertos alimentos. Es el caso de los frutos rojos y azules, que destacan por ser ricos en este componente y atrasar el envejecimiento.

Estas frutas incluyen fresas, arándanos, frambuesas, moras, cerezas, entre otros, y se han asociado a una amplia gama de beneficios para la salud. Uno de los principales atributos de los frutos rojos y azules es su alto contenido de antioxidantes, especialmente antocianinas, que les confieren su característico color y que son conocidas por su capacidad para combatir el estrés oxidativo y reducir la inflamación en el cuerpo. La importancia de esto radica en que el estrés oxidativo y la inflamación crónica están implicados en el desarrollo de numerosas enfermedades, incluyendo enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer.

Las bayas también son ricas en vitamina C, un nutriente vital que contribuye a la reparación de tejidos, al funcionamiento adecuado del sistema inmunológico y a la absorción de hierro de las fuentes vegetales. Además, la vitamina C es otro poderoso antioxidante que ayuda a proteger las células contra el daño de los radicales libres. Este alto contenido vitamínico favorece la salud de la piel, promoviendo su capacidad de regenerarse y reduciendo el envejecimiento prematuro.

Además de antioxidantes y vitaminas, los frutos rojos y azules son una fuente importante de fibra. La fibra es esencial para el buen funcionamiento del sistema digestivo, ayudando a prevenir el estreñimiento y a mantener un peso corporal saludable. Al aumentar la sensación de saciedad y retrasar la liberación de azúcar en el torrente sanguíneo, la fibra también puede contribuir a la regulación de los niveles de glucosa y a la salud cardiovascular.