Seguinos en las redes:

Domingo 21/04/2024
X
RADIO EN VIVO
Policiales

28/03/2024

Caso García Belsunce: Condenan a prisión perpetua a Nicolás Pachelo por el crimen de María Marta

El asesinato de María Marta García Belsunce, un crimen que ha tenido en vilo a los argentinos durante más de 20 años, parece haber encontrado al fin un punto final

Un tribunal de Casación de Buenos Aires, la máxima instancia de apelación penal, ha declarado culpable del asesinato a Nicolás Pachelo, vecino de Belsunce en el Carmel, un barrio privado a las afueras de la capital argentina donde fue asesinada.

Pachelo, que había sido absuelto del crimen en diciembre de 2022, ha sido condenado este miércoles a cadena perpetua tras una revisión de aquel fallo.

Todavía puede apelar la decisión ante la Suprema Corte, pero su condena cierra un misterio que acaparó telediarios desde principios de siglo hasta la pandemia del coronavirus, y que dio la vuelta al mundo en series documentales de Netflix y HBO.

García Belsunce, socióloga de 50 años y esposa de un marino mercante que hizo dinero como financista, fue hallada muerta en el baño de su casa el 27 de octubre de 2002. Ni los médicos que certificaron su muerte, ni la funeraria que firmó su defunción como consecuencia de un accidente doméstico, vieron entonces lo que descubrió la fiscalía casi dos meses después del entierro: García Belsunce no se había golpeado la nuca en el baño, sino que tenía cinco disparos en la cabeza.

Su cadáver fue exhumado después de que su medio hermano, Juan Hurtig, se acercara a la fiscalía dos semanas después del entierro para contar que había encontrado un “pituto” (un pequeño trozo de metal) en la escena del crimen y que lo había arrojado al inodoro envuelto en papel higiénico. El “pituto” en cuestión era una bala calibre 32 que no había dado en el blanco.

Cuando la bala fue recuperada de la cámara de aguas negras de la casa y la autopsia encontró otros cinco proyectiles enterrados en el cráneo de García Belsunce, se desató un escándalo. En enero de 2003, el fiscal ordenó investigar a su marido, Carlos Carrascosa, al que acusó de un crimen pasional. Después cargó contra los hermanos de García Belsunce, a los que acusó de encubrimiento. Vecinos, amigos, familiares, e incluso la masajista y el médico de García Belsunce fueron indagados durante años. En 2007, Carrascosa fue condenado a cinco años de prisión por el encubrimiento del asesinato, y dos años después otro tribunal le dio perpetua por el asesinato.

El viudo pasó años preso y dos en prisión domiciliaria, hasta que la Corte Suprema ordenó al tribunal bonaerense que revise la sentencia.

Horacio García Belsunce y Juan Hurtig (hermano y hermanastro de la mujer), fueron condenados por encubrir el crimen en 2011 y un tribunal los absolvió por la prescripción en 2020. El crimen quedó impune, pero la familia apuntó entonces a un vecino poco amable, Nicolás Pachelo.