Seguinos en las redes:

Martes 25/06/2024
X
RADIO EN VIVO
Policiales

24/05/2023

Corrientes: imputaron por femicidio a la ex pareja de la periodista asesinada

Armando Jara, la ex pareja de la periodista de Corrientes asesinada Griselda Blanco, fue imputado formalmente este martes como autor del femicidio de la mujer y continuará detenido

Además, la abogada de la familia de la víctima compartió ante la Justicia datos sobre una persona que podría estar vinculada al crimen ocurrido en la localidad de Curuzú Cuatiá.

María José Barrero Sahagún, a cargo de la Unidad Fiscal de Investigaciones Concretas (UFIC) local, fue quien formalizó la imputación “por el delito de homicidio agravado por la relación de pareja (femicidio)”.

Este proceso se dio alrededor de las 19, cuando estaba previsto que se realice la indagatoria a Jara, de acuerdo a lo que informó el Ministerio Público Fiscal (MPF).

Por otro lado, el MPF señaló que la fiscal vinculó al femicidio como móvil de asesinato en la audiencia de formalización de la imputación en el Juzgado de Garantías de Curuzú Cuatiá, encabezado por Martín José Vega.

A su vez, añadió que la instructora judicial aseguró que pedirá la prisión preventiva del imputado, porque “cuenta con evidencia suficiente para vincularlo al hecho y por existir riesgo procesal”.

La periodista fue hallada estrangulada en su casa el sábado pasado. Blanco tenía una soga en el cuello y estaba tendida en el suelo, con marcas de golpes en la cara y heridas de arma blanca.

Crimen de la periodista en Corrientes: Aportaron información de un nuevo sospechoso

Durante la jornada, la abogada defensora de la familia de la víctima, Andrea Tribbia, aseguró en diálogo con Radio Dos que aportaron a la fiscal “información sobre otra persona”, quien podría estar vinculada con el crimen.

A su vez, la letrada remarcó la importancia de una captura de pantalla que la mujer le había enviado a sus hijos, a quienes le generó preocupación: “No era habitual en ella preocupar a sus hijos. Su actitud era de confrontar, de pasar por alto la amenaza, ella se reía de eso”.

“Son muchas las personas que la amenazaron, no sabemos la naturaleza del vínculo, pero la reacción por ese mensaje no era habitual en ella”, aseguró.

“Una prueba sería que los perros de la División Canes huelan la soga y para ver si rastrean ese olor en algún acusado. Estamos a la espera de los resultados de todos los celulares secuestrados y del examen forense de los cabellos que se encontraron en la escena del crimen”, finalizó.