Mundo

¿Por qué se celebra este 21 de julio el Día Mundial del Perro?

21/07/2021
Con el fin de crear conciencia sobre el abandono y adopción del mejor amigo del hombre, en su día te damos algunas recomendaciones a la hora de recibir un nuevo miembro en el hogar
La intención del Día Mundial del Perro no es solo recordarnos a uno de los mejores amigos de nuestra infancia y quizás, nuestro mejor amigo actual. Se pretende concienciar a las personas sobre la inmensa cantidad de perros que son abandonados a su suerte, o que aún están a la espera de una familia que los adopte en alguna perrera o refugio.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 70% de los perros en el mundo no tienen un hogar.

En la actualidad existen aproximadamente 300 millones de perros en el mundo, con una gran variedad de razas y tamaños, todos muy cariñosos y dispuestos a servir a sus amos de formas inimaginables. Hoy en día contamos con perros policías, perros bomberos, perros lazarillos y perros de compañía. También los encontramos en las redes sociales, siendo un boom en Instagram, ya que posan para las selfies como unos grandes artistas.

El 21 de julio no es la única fecha para homenajear al mejor amigo del hombre. Concretamente, varios países coinciden en celebrar el Día del Perro el 26 de agosto, una iniciativa que surgió en Estados Unidos en el año 2004 y que se ha extendido a otros países como México, Colombia o Guatemala.

Otras efemérides asociadas con la celebración del Día Mundial del Perro, con los perros como protagonistas, son las siguientes:

Día del Perro Sin Raza (28 de mayo).

Día de llevar al Perro a la Oficina (21 de junio).

Día Internacional del Perro Callejero (27 de julio).

Día del Perro Adoptado (23 de septiembre).

Día del Perro de Trabajo (6 de diciembre).

Algunos beneficios de adoptar un perro

El amor incondicional y la fidelidad de su compañía, tener un perro aporta una gran cantidad de beneficios extra para la salud de los seres humanos.

Entre ellos se destacan las virtudes que los perros aportan a la salud mental y emocional de las personas, sobre todo al evitar la sensación de soledad y al estimular las habilidades de comunicación no verbal.

Además, quienes tienen un perro saben que es necesario sacarlo a pasear, lo que ayuda a llevar una vida más activa en el plano físico.

A su vez, existen numerosos estudios científicos que dan prueba de lo positivo que resultan los perros como acompañantes terapéuticos, ya sea por asistencia o apoyo emocional.

Otros grandes beneficios son:

1. Reduce la presión sanguínea

En la actualidad, muchos peludos trabajan como perros de terapia ayudando adultos mayores que sufren de hipertensión moderada. Un estudio realizado por la Universidad de Maryland en el 2013 demuestra que la sola presencia del peludo permite que estas personas gocen de una mejor salud cardiovascular.

2. Reduce el estrés

De acuerdo a un estudio de la Universidad Commonwealth de Virginia esto se explica debido a que las personas que interactúan con sus mascotas presentan una disminución en el nivel de cortisol, una hormona liberada como respuesta al estrés.

3. Ayuda a expresar sentimientos

No es raro que las personas hablen con sus perros ni mucho menos que les cuenten como se sienten. En él, las personas depositan sus secretos, lo que las permite liberarse de todo aquello que tienen decir frente a humanos.

4. Combate la soledad y la depresión

Un perro puede llegar a convertirse en un motivo para que una persona se despierte en las mañanas más grises y dar la fuerza necesaria para seguir adelante ya que una mascota depende del dueño para sobrevivir.

5. Estimula la práctica de ejercicios

Según un estudio realizado en el 2006 por investigadores de la Universidad de Victoria en Canadá, las personas con perro caminan un promedio de 300 minutos por semana mientras que las que no tienen uno caminan 168 minutos.

6. Brinda seguridad y autoestima

A los ojos del perro, su dueño es el mejor ser humano que pueda existir.

7. Ayuda al desarrollo cognitivo y emocional de los niños

La compañía de un peludo genera en los más pequeños valores positivos tales como el amor, el respeto y la paciencia. También fortalecen nuestra memoria y aprendizaje. Son de gran ayuda para los niños con autismo y déficit de atención que motivados por cuidar a los perros, logran centrarse en la responsabilidad que conlleva tener a su nuevo amigo.

8. Reduce el riesgo de enfermedades respiratorias

La Universidad de Finlandia encontró que la exposición temprana de perros a bebés ayuda a combatir problemas respiratorios, alergias e infecciones de oído porque la convivencia con el peludo permite que se fortalezca el sistema inmunológico.

Recomienda esta nota:
Escuchá en vivo