Seguinos en las redes:

Sábado 20/07/2024
X
RADIO EN VIVO
Economía

10/07/2024

Subsidios a la luz y el gas: hasta cuándo hay tiempo para registrarse y mantener el beneficio

Todos aquellos que quieran recibir el subsidio deberán reinscribirse en el RASE para mantener sus subsidios en las tarifas de los servicios

Para el 20% de los hogares de bajos recursos, agrupados en el segmento N2 de los servicios de gas y energía eléctrica, comenzó una cuenta regresiva clave. Tendrán hasta el 2 de agosto para reconfirmar su condición en el Registro de Acceso a los Subsidios Energéticos (RASE) y no perder los subsidios a las boletas que poseen en la actualidad.

De no cumplir el trámite de reempadronamiento, los usuarios quedarán incorporados automáticamente en el nivel N1 de mayores ingresos. Esto implicará que pasarán a abonar entre un 176% y 257% más en sus tarifas de servicios que lo que tienen actualmente.

Tarifa de luz: Como afectan los aumentos a los sectores de bajos recursos

El Gobierno dictamino una serie de aumentos aplicados a partir del 1 de junio - a los valores de la energía eléctrica. De esta manera, los precios estacionales de la energía eléctrica quedaron fijados en $57.214 por megawatt por hora (MWh) para los hogares N1(mayores ingresos); en $16.074 por MWh para los N2 y en $ 25.219 por MWh para los N3 (ingresos medios)

Además del incremento en las tarifas, la gestión de Javier Milei también dictaminó cambios sustanciales para restringir los distintos niveles de consumo  que tenían bonificados los ciudadanos de los grupos N2 y N3.

Así, en caso de quién sea N2 - que anteriormente tenía la totalidad de los consumos bonificados - con el nuevo esquema solo quedaron subsidiados los primeros 350 kWh mensuales. Por su parte, para los sectores medios, la rebaja aplicara únicamente para 250kWh mensuales. En caso de que un hogar supere los límites establecidos, este "extra" será facturado al valor de la energía aplicado al grupo N1, que es de $57.214 MWh.

Gas: más aumentos

Por su parte, en el caso la red gasífera, la gestión libertaria decidió incrementar el costo dolarizado del gas a partir del mes de junio, elevándolo en un 14%. Esto implica que el precio por millón de BTU (MMBTU) paso de 2,94 US$ a 3,34 US$.

Esta medida afecta directamente a los hogares clasificados como N1, quienes ahora deben abonar el precio completo mencionado anteriormente. Para los hogares N2, se implementó una bonificación del 64% sobre la tarifa, reduciendo el costo del gas a 1,21 US$ por MMBTU. Por último, los hogares N3 disfrutan de una rebaja del 55%, resultando en un precio final de 1,50 US$ por MMBTU.

Paralelamente a estos cambios, también se modificaron los límites de consumo bonificados. Los hogares N2, que anteriormente no tenían límites establecidos, ahora comparten los mismos topes de consumo subsidiado que los hogares N3.

Estos límites varían mensualmente y según la ubicación geográfica del hogar. En consecuencia, cualquier consumo que supere los límites bonificados establecidos para cada mes y zona geográfica será facturado al precio completo del gas, aplicado a los hogares N1.

Subsidios: Quienes deben reempadronarse para recibir los subsidios a los servicios

El Gobierno bajo la gestión de Javier Milei ha implementado una medida que afecta a cerca de 1,5 millones de hogares pertenecientes al segmento N2 en el servicio eléctrico y unos 700,000 en el sector gasífero.

Estos hogares - que representan el 19% y el 20% de los segmentos respectivamente - habían sido incluidos de manera directa en el grupo de bajos recursos. Ahora, estos usuarios deberán reinscribirse en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE) para mantener los subsidios.

Esta necesidad de reempadronarse surgió tras la promulgación del decreto 465/24, que puso el 2 de agosto como fecha límite para hacer el trámite. Además, en dicho anuncio se aprobaron los nuevos cuadros tarifarios, aumentando hasta un 170% las tarifas de luz y gas para los hogares de bajos ingresos y de sectores medios.

En el mismo decreto, el oficialismo decretó un "período de transición hacia subsidios energéticos focalizados". El mismo se extiende desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre de 2024. En caso de ser necesario, dicho lapso podrá ser prorrogado 6 meses más.

Durante este período de transición, las autoridades de Energía deben llevar adelante "la reestructuración de los regímenes de subsidios a fin de asegurar un paso gradual, ordenado y previsible hacia un esquema que permita trasladar los costos reales de los servicios; promover la eficiencia energética y asegurar, a los usuarios residenciales vulnerables, el acceso al consumo indispensable de energía eléctrica, gas por redes y gas envasado".

Según lo indicado por la Secretaría de Energía dirigida por Eduardo Rodríguez Chirillo, este proceso de reempadronamiento tiene como objetivo actualizar y depurar el padrón de beneficiarios, minimizando errores de inclusión y exclusión mediante la integración de datos provenientes de diversas bases nacionales y provinciales. De eta manera, se busca pasar de un "subsidio generalizado a un subsidio focalizado y bajar el déficit fiscal”,según se expresa en el texto.

El decreto además establece la eliminación de topes a los aumentos basados en el Coeficiente de Variación Salarial (CVS), permitiendo el traslado gradual de los precios mayoristas a las categorías N2 y N3. Este enfoque apunta a mejorar la focalización de los subsidios mediante la revisión continua de los criterios socioeconómicos de elegibilidad, así como la fijación de límites en los volúmenes de energía subsidiada para todas las categorías de usuarios.

De esta manera, todos aquellos que quieran recibir el subsidio deberán reinscribirse en el RASE para mantener sus subsidios en las tarifas de los servicios. 

El 2 de agosto es la fecha límite puesta por el gobierno para realizar el trámite.