Seguinos en las redes:

Sábado 20/07/2024
X
RADIO EN VIVO
Economía

06/07/2024

El asado pasó a ser un lujo y el consumo de carne cayó a un nivel récord

Según un informe reciente de la Bolsa de Comercio de Rosario, el consumo anual de carne en Argentina cayó a su punto más bajo en los últimos cien años

Este año, se estima que cada argentino consumirá menos de 45 kilos de carne vacuna, una drástica reducción comparada con el promedio histórico de casi 73 kilos por persona. Esta cifra también representa un descenso por debajo del consumo registrado en 1920, cuando se consumieron 46,9 kg por habitante.

Comparativa internacional

A pesar de la disminución, Argentina continúa destacándose a nivel mundial por su alto consumo per cápita de carne, rivalizando con países como Uruguay y superando significativamente a Estados Unidos, Australia y Chile. Este año, se proyecta que cada argentino consumirá aproximadamente 45 kg de carne vacuna, marcando así el punto más bajo en los últimos 110 años según la Bolsa de Comercio de Rosario.

Factores que afectan el consumo

La tendencia decreciente en el consumo de carne vacuna en Argentina se vio exacerbada por la actual recesión económica, que mermó el poder adquisitivo de los ciudadanos. Esto llevó a muchos consumidores a optar por fuentes de proteína más económicas, como el pollo y el cerdo, en lugar de carne bovina.

Composición de la dieta cárnica

En el panorama actual, la dieta cárnica promedio de los argentinos muestra una composición diversificada: un 42% de carne bovina, un 42% de carne aviar y un 16% de carne porcina. Se observa un declive en la proporción de consumo de carne bovina, que alcanzó su mínimo histórico, mientras que el consumo de carne aviar experimentó un incremento interanual.

Impacto económico y poder adquisitivo

El poder de compra de los salarios argentinos de derrumbó considerablemente en los últimos años, reflejándose en una capacidad reducida para adquirir productos como la carne. En 2024, la remuneración bruta promedio solo permitirá comprar aproximadamente 146,6 kg de asado, marcando una baja significativa respecto a años anteriores.

Perspectivas futuras

Se proyecta que el consumo total de carnes bovina, aviar y porcina en Argentina caerá alrededor del 9% en comparación con el año anterior, situándose en torno a los 105,7 kg por habitante. Este sería el nivel más bajo desde 2011, reflejando una tendencia preocupante hacia una reducción en el consumo de proteínas animales en el país.