Seguinos en las redes:

Sábado 02/03/2024
X
RADIO EN VIVO
Economía

10/02/2024

Presupuesto: Enero cerró con superávit financiero por una fuerte baja en obras públicas, jubilaciones y planes sociales

Descontada la inflación, las erogaciones cayeron más de 75% en inversión, casi 60% en programas sociales y más del 32% para los jubilados. En tanto, aumentaron fuerte los ingresos por impuesto PAIS y retenciones

Por un fuerte retroceso en los gastos, principalmente en los vinculados a las jubilaciones, los salarios y las prestaciones sociales, en enero la Administración Nacional registró un superávit financiero de $1.206.985 millones (esto es, $1,2 billones, equivalente 0,20% del PIB). El resultado primario (no computa el pago de los intereses de la deuda) alcanzó $2.552.925 millones ($2,5 billones, 0,42% del PIB), mientras que el superávit económico fue de $1.231.227 millones (56,6 de mejora interanual).

Los resultados se desprenden del análisis de ejecución presupuestaria de la Oficina de Presupuesto del Congreso. Allí se detalla que, durante enero de 2024, los ingresos de la Administración Nacional totalizaron $5.664.109 millones, mostrando una caída del 1,3% en términos reales respecto a igual período del año pasado.

“Por un lado, los ingresos impositivos crecieron 15% año contra año (a/a), impulsados mayormente por el impuesto PAIS (411,6% de crecimiento interanual), los Derecho de Exportación (88,5%) y el Impuesto al Valor Agregado (13,1% a/a). En sentido contrario evolucionaron el Impuesto a las Ganancias (-40,3% a/a) y los recursos provenientes de la Seguridad Social (-26,5%)”, explicaron desde el Congreso.

Por otra parte, los gastos primarios sumaron en enero $3.111.184 millones, lo cual implica una caída de 30,8% en términos reales. “Con excepción de los subsidios al transporte, que crecieron 144,9% año contra año, todos los conceptos mostraron disminuciones reales en la comparación interanual, siendo las más significativas las observadas en los gastos de capital (-75,6% a/a), programas sociales (-59,6%), transferencias corrientes a provincias (-53,3%), jubilaciones y pensiones (-32,5%), gastos en personal (-18%), asignaciones familiares (-17,7%) y transferencias a universidades (-16,5%)”, precisaron desde la Oficina de Presupuesto.

Es importante aclarar que, aunque en términos porcentuales la baja más significativa se produjo en gastos de capital, en valores absolutos la gran diferencia se produjo en las jubilaciones, los gastos en personal, las transferencias a provincias y los programas sociales.