Deportes

River perdió ante Tigre y quedó eliminado de la Copa de la Liga

12/05/2022
El Millonario tuvo un partido para el olvido, dio muchas ventajas atrás y terminó cayendo ante Tigre por 2-1. Fin del camino para el equipo de Gallardo en la Copa de la Liga

Tigre pegó primero en el arranque cuando todavía no se había armado el partido y agarró dormida a la defensa River. Retegui había avisado con un bombazo desde afuera que despejó Armani y unos minutos después, a los 5', el delantero conectó de cabeza un centro de Zabala (que vino de un lateral en el que River no estuvo atento), la pelota picó y se metió por el segundo palo. El equipo de Victoria salió a imponer condiciones y sorprendió al Millo con su postura desafiante.

River sintió el golpe y entró en un desconcierto general por varios minutos. Erraba pases a pocos metros, llegaba tarde a marcar y lo pasaban fácil en el retroceso, sobre todo por los costados con Castro y Colidio. Tigre mantuvo el orden en el mediocampo con el objetivo de tapar todos los posibles receptores, o en todo caso estarles muy encima. A los 22 llegó la primera reacción del Millonario: combinación de pases en la puerta del área, De la Cruz habilitó a Pochettino de cabeza y Toto se lo perdió de forma increíble mano a mano con Marinelli.

Para los 30', River entró nuevamente en un terreno en el que podía pasar cualquier cosa Dominaba desde la posesión y llevó a Tigre a poner a todo su equipo detrás de la mitad de cancha, pero a su vez el Matador tenía muy bien ensayado como cortar y salir disprado en velocidad, aprovechando el sin fín de espacios que aparecían entre los centrales y a espaldas de los laterales. El Millo llegaba hasta la puerta del área y se quedaba sin variantes y sin cambio de ritmo para romper la defensa rival.

En el último tramo del primer tiempo no hubo cambios en la actitud del Millo ni tampoco en su juego. Cayó constantemente en la trampa de Tigre de llevarlo al embudo y perder la pelota en el medio de muchas piernas. Se frustró tanto River que terminó tirando centros al área para Pochettino o Julián Álvarez, imposible que le ganen de cabeza a los centrales del visitante. No tuvo sorpresa por los costados, fue un equipo desconocido, volvió a hacer agua en el fondo y Tigre fue ampliamente superior.

El Millo salió con otro semblante al segundo tiempo y empezó a manejar un poco mejor la pelota, aunque muy lejos de ser más que Tigre. Siguieron reinando las imprecisiones que llevaron a que el juego sea mucho más lento de lo que acostumbra el equipo. Tigre se mantuvo casi inquebrantable en el eje central y River recurrió a muchos pelotazos largos que no encontraron ningún destino. Pero igual que en Junín, tanto merodear el área iba a tener algún premio. Solo faltaba que alguno se anime y fue Enzo Fernández.

El 13 recibió en la medialuna, la pelota le quedó en el aire y sacudió de derecha para marcar un golazo espectacular en un momento clave, porque ya empezaba a reinar la impaciencia en el equipo y los hinchas. Pero increíblemente, River se disparó en el pie en su mejor momento. Paulo Díaz se resbaló en salida, le dejó la pelota servida a Colidio con cancha libre y el delantero definió ante la salida de Armani para marcar el 2-1. Tigre había empezado a desordenarse y el regalo de River le permitió meterse en partido y volver a envalentonarse.

El 1-2 lo sacó de foco al equipo de Gallardo, que nunca volvió a encontrar los caminos y cayó en un nerviosismo impropio del equipo. Ni Braian Romero ni Santiago Simón fueron solución entrando desde el banco y Tigre se dedicó a defender y a contener cada avance. El Millo buscó desbordar, tiró centros, trató por el medio y nunca más pudo romper el cerrojo defensivo, además de que siguió errando pases simples producto de la frustración.

Sobre el final se instaló la polémica: Marinelli lo bajó a Julián Álvarez en el área pero el árbitro Espinoza, después de que le avisaran desde el VAR, decidió no cobrar nada entendiendo que el jugador de River buscó el contacto. Tigre plantó una línea de cinco defensores y rechazó cada pelota que cayó en el área. El Millonario se quedó sin ideas, más allá de la rebeldía para ir a buscarlo, y quedó eliminado de la Copa de la Liga en cuartos de final después de un pésimo partido.


Recomienda esta nota:
Escuchá en vivo