Seguinos en las redes:

Viernes 19/07/2024
X
RADIO EN VIVO
Actualidad

05/07/2024

Se lanzó a buscar su celular y quedó atrapado en un pozo de 18 metros: Tuvo que ser rescatado por Bomberos

El hecho ocurrió en la ciudad de Mar del Plata. La víctima había intentado recuperar su teléfono que se le había caído el día anterior

Un gran despliegue de policías y bomberos se desarrolló este viernes en la ciudad de Mar del Plata a partir de un llamado a emergencias, el cual alertó sobre un hombre que se encontraba atrapado en un pozo de 18 metros ubicado en las inmediaciones de un establecimiento educativo. Se trataba de un trabajador de obra que el día anterior había sufrido la pérdida de su celular en dicha cavidad y que esta mañana decidió meterse por sus propios medios para recuperarlo. Pero después no pudo salir.

El episodio ocurrió en los alrededores de la escuela Nueva Pompeya, ubicada en la calle Maipú al 4020. Según consignó el medio local, fue allí donde la víctima había estado durante gran parte de este jueves, llevando a cabo algunas tareas de mantenimiento en la zona de los techos. Sin embargo, durante su jornada laboral, este tuvo un pequeño accidente: se le cayó el teléfono en una de las perforaciones realizadas sobre asfalto.

El hombre, identificado con el nombre de Ezequiel, no logró recuperarlo en el momento y decidió volver a su casa sin el problema resuelto. Pero este viernes a primera hora ya había pensado la manera de buscarlo. En consecuencia, se dirigió nuevamente a la institución con una soga, la cual utilizó para descender al pozo que contaba con una profundidad de casi 20 metros.

La primera parte de su estrategia fue concretada sin mayores dificultades: el hombre logró bajar y volver a tomar posesión del celular. El problema ocurrió cuando trató de volver a salir. Es que fue en ese momento que se dio cuenta de que el largo de la cuerda no le alcanzaba para salir de la cavidad.

El trabajador intentó alertar a su alrededor sobre la desesperante situación en la que se encontraba y contó con la suerte de que una persona que pasaba por la zona se diera cuenta del accidente. Fue quien minutos luego llamó a emergencias, contó el episodio y solicitó la presencia de los socorristas en el lugar.