Seguinos en las redes:

Viernes 07/10/2022
X
RADIO EN VIVO
Actualidad

22/09/2022

Los bebés en el útero sienten el sabor y el olor de lo que comen sus madres

Con ecografías 4D, especialistas demostraron que los pequeños que están por nacer reaccionan con cara de risa y de llanto a los alimentos que ingieren las personas gestantes

Hasta el momento las investigaciones se hacían luego del nacimiento, pero ahora en Reino Unido descubrieron otro método que permite ver cómo es la reacción de los bebés en gestación cuando sus madres comen distintos alimentos. El estudio fue realizado con ecografías 4D y arrojó que reaccionan con expresiones faciales diferentes a los sabores y olores de las comidas que ingiere su progenitora.

El estudio realizado por investigadores de la universidad británica de Durham y de la francesa de Borgoña, publicado por la revista Psychological Science, se basó en observar los fetos de más de 100 mujeres de 18 a 40 años que estaban embarazadas de 32 a 36 semanas. 

Los pequeños que fueron expuestos a la zanahoria mostraron una "cara de risa", mientras que los expuestos a la col rizada mostraron más respuestas de "cara de llanto".

"Varios estudios habían sugerido que los bebés podían saborear y oler en el útero, pero estaban basados en resultados después del nacimiento. Nuestro estudio es el primero en hacer hincapié en estas reacciones antes del parto", señaló Beyza Ustun, investigadora de la Universidad de Durham y autora principal del estudio.

El ser humano percibe los sabores combinando el gusto y el olfato. En los bebés, los investigadores creen que el mecanismo podría producirse a través del líquido amniótico del útero.

"Observando las reacciones faciales de los fetos, podemos suponer que pasan una serie de estímulos químicos en la alimentación de la madre en el entorno del feto", precisó el profesor Benoist Schaal, de la Universidad de Borgoña y coautor del estudio.

Y añadió: "Esto podría tener un papel muy importante en nuestra comprensión del desarrollo de nuestros receptores gustativos y olfativos, así como de la percepción y la memoria con los que están vinculados".

Los investigadores advierten que lo que comen las embarazadas podría influir en las preferencias gustativas de los bebés después de nacer y que estos resultados podrían contribuir a informar a las madres sobre la importancia de una alimentación sana durante el embarazo.